Fundación Mi Llave

LA EMPRESA QUE TRASCIENDE

¿Qué estás haciendo como empresario para que el Señor se glorifique en tus negocios? Recordando al hombre que revoluciono la industria automotriz Henry Ford, gran innovador, líder innato que nos lleva a interiorizar su pensamiento:

“Un negocio que no hace otra cosa más que dinero es un negocio pobre”. La profundidad de esta frase la desarrollaremos respondiendo a los interrogantes ¿cómo estamos produciendo dinero? y ¿para qué producimos dinero?

Si eres empresario, líder, gerente o emprendedor te invito a hacer un checklist:

La empresa en la cual soy dueño, socio, accionista, gerente, líder…

  • Brinda buenas condiciones laborales (salarios, prestaciones sociales, bonificaciones, vacaciones, pago horas extras, entre otros)
  • Se preocupa por sus colaboradores
  • Maneja buen trato hacia sus colaboradores
  • Establece precios justos
  • Compite legalmente
  • Dice No a la corrupción
  • No maneja publicidad engañosa
  • Paga impuestos
  • Cumple con los estándares calidad, permisos o licencias
  • Realiza acciones de filantropía
  • Negocia buscando el bien común
  • Reduce el daño ambiental (Diseño de productos y procesos de impacto sobre cadena suministros)

Algunos puntos del anterior enunciado están estipulados en las políticas, códigos éticos y de buen gobierno, programas de RSE que establecen y rigen a las empresas, pero en muchos casos estos no son coherentes con el actuar. Cada día vemos que los grupos de interés hacen un llamado de atención a las empresas para que se comporten de forma transparente, para que brinden mejores condiciones laborales, para que se comprometan con el desarrollo de sus entornos, sean honestas y responsables en sus comportamientos ante la sociedad.

Hoy en día con la nueva realidad que enfrenta el mundo con la pandemia Covid-19 las empresas deben reinventarse y ser mucho más atractivas para sus clientes, no es suficiente con tener un producto o servicio a un buen precio y de calidad, los nuevos consumidores están eligiendo empresas socialmente responsables, que van más allá de ofrecer un valor agregado, eligen empresas donde se vea reflejado el bien común, su interés por retribuir a la sociedad y marcan una diferencia con su ejemplo, sus principios y valores son coherentes con su actuar.

Dios nos da muchas claves para cumplir con el propósito de ser buenos empresarios, más adelante podrás apropiarte de estas, antes quiero invitarte a que recordemos y reflexionemos en el siguiente pasaje bíblico:

“Pero alguien que no lo sabe y hace algo malo, será castigado levemente. Alguien a quien se le ha dado mucho, mucho se le pedirá a cambio; y alguien a quien se le ha confiado mucho, aún más se le exigirá”. Lucas 12:48

Como empresarios cristianos conocedores de su palabra, oradores, alabadores y practicantes de ella debemos ser coherentes con nuestro actuar en el diario vivir y en el manejo de las empresas.

Así como la sociedad hace llamados de atención a las empresas también Dios nos llama la atención, es él quien nos da los talentos para producir las riquezas, así mismo no exigen buena administración de estas. En Mateo 25: 14-30 encontramos el relato de los talentos lo clave en este pasaje es el principio de ser un siervo bueno y fiel.

Su señor le respondió: “¡Hiciste bien, siervo bueno y fiel! Has sido fiel en lo poco; te pondré a cargo de mucho más. ¡Ven a compartir la felicidad de tu señor!”. Mateo 25: 23

Este pasaje es el reflejo de cómo estamos administrando todo lo que él Señor nos entrega: Nos da unos talentos para su servicio, nos provee de riquezas materiales y espirituales, nos da el rol de empresarios, ejecutivos, empleados, líderes…pero lo que es aún mayor a muchos nos da el rol de esposos (a) y también a todos el de hijos (a).

¿Estamos siendo siervos buenos y fieles? ¿Cumpliendo el propósito de Dios en las empresas?

Algunas claves que te ayudaran a cumplir el propósito de Dios como empresario.

  • No oprimas a tus colaboradores.

“Y ustedes, amos, correspondan a esta actitud de sus esclavos, dejando de amenazarlos. Recuerden que tanto ellos como ustedes tienen un mismo Amo en el cielo, y con él no hay favoritismos” Efesios. 6:9

  • Establece un salario digno

Pues la escritura dice “No le pongas bozal al buey mientras esté trillando, y “El trabajador merece que se le pague su salario” 1Timoteo 5:18

  • No seas arrogante

“No hagan nada por egoísmo o vanidad; más bien, con humildad consideren a los demás como superiores a ustedes mismos” Filipenses 2:3

  • Practica la justicia

“Porque Dios «pagará a cada uno según lo que merezcan sus obras». Romanos 2:6

  • Ayuda a tus colaboradores y/o comunidad

“Den, y se les dará: se les echará en el regazo una medida llena, apretada, sacudida y desbordante. Porque con la medida que midan a otros, se les medirá a ustedes. Lucas 6:38 

  • Mantén un buen trato con tus colaboradores y Grupos de Interés

“Por lo tanto, como escogidos de Dios, santos y amados, revístanse de afecto entrañable y de bondad, humildad, amabilidad y paciencia”. Colosenses 3:12

  • Blíndate ante la corrupción

“Las riquezas mal habidas no sirven de nada,
pero la justicia libra de la muerte. Proverbios 10:2

  • Paga impuestos

“Por eso mismo pagan ustedes impuestos, pues las autoridades están al servicio de Dios, dedicadas precisamente a gobernar”. Romanos 13:6

  • Que exista coherencia entre lo que profesas (Principios y valores corporativos) con lo que haces

 “Vale más la buena fama que las muchas riquezas,
y más que oro y plata, la buena reputación”. Proverbios 22:1

  • Establece precios justos- Negocia con honestidad

El Señor aborrece las balanzas adulteras, pero aprueba las pesas exactas. Proverbios 11:1

  • No olvides pagar el diezmo

Honra al Señor con tus riquezas
y con los primeros frutos de tus cosechas. Proverbios 3:9 

En el mundo empresarial encontramos personas con gran capacidad de liderazgo, pero sobre todo con gran temor de Dios para direccionar sus empresas, exitosos líderes que su objetivo y sentido de tener un buen capital económico producto del saber administrar es lograr generar impacto en la sociedad con sus acciones éticas, responsables y contribuyendo a la inversión social.

Algunos ejemplos de empresarios y líderes con un corazón altruista

John D. Rockefeller uno de los hombres más ricos de la historia en el mundo que se caracterizó por donar desde muy joven parte de sus salario a organizaciones sociales con obras benéficas y parte de su fortuna fue donada en un acto filantrópico a la educación y salud, su objetivo era ganar dinero, donar dinero.

Franklin D. Roosevelt importante presidente de Estados Unidos de América  que propendió por las relaciones laborales a favor de los trabajadores, garantizó la libertad sindical, creó pensiones de paro, jubilación e invalidez, e instauró la semana laboral de cuarenta horas y el salario mínimo, conforme a su pensamiento pacifista  entre las naciones, sacó adelante su proyecto de creación de una Organización de las Naciones Unidas (ONU). Entre muchas otras intervenciones políticas que permitieron contrarrestar los efectos sociales de la crisis  para lograr superar el estancamiento económico del país.

Si vamos a la biblia encontramos muchos ejemplos  de gran liderazgo y el  verdadero propósito de las riquezas.

Rey Salomón un hombre que teniendo la oportunidad de ser Rey en vez de pedir a Dios riquezas, venganza para sus enemigos, larga vida  pidió al señor discernimiento para gobernar. 1 Reyes 3: 9-11

Abraham Padre de la Fe  un hombre que se caracterizó por ser un líder visionario, compasivo, con una fe autentica  y única. Entre sus enseñanzas encontramos la justicia social, hospitalidad con los forasteros, defensor de las causas de los necesitados, pacificador y búsqueda constante del amor, gran lealtad a la voluntad de Dios. Lo que tienen en común estos líderes puestos como ejemplos bíblicos es el cumplimento de la palabra de Dios escrita en el Salmo 119:14. Y sobre todas las cosas deléitate en el Señor. “Me regocijo en el camino de tus estatutos
más que en todas las riquezas”.

Por: Xiomara Bohórquez
Founder Fundación mi llave
Líder Programas Sociales y Comunicaciones.

Escríbenos como quieres apoyar nuestra labor

Consignación para donaciones económicas

Puedes consignar en Bancolombia Cuenta de Ahorros No. 944-000008-23 Fundación Mi llave ó Banco Caja Social Cuenta de Ahorros No. 241-031431-81 Fundación Mi Llave. Identificado con NIT 900.683.953-9

*No olvides enviar el comprobante de consignación y pagos internacionales contactar el correo: tesoreria@fundacionmillave.org

    ×